Información

Instala una sauna en tu casa

Instala una sauna en tu casa

Santuario de relajación, la sauna es un remanso de paz con muchos beneficios. Calmante y efectivo para combatir el estrés diario, este capullo de calor se instala hoy en nuestros interiores para brindarnos un toque de dulzura bien merecida: ¡le ofrecemos nuestros consejos para instalar una sauna en su hogar!

¿Qué es una sauna?

Tradición finlandesa, el baño de sauna se realiza en una cabaña de madera. A diferencia del hammam que aboga por el uso de vapor, la sauna mientras tanto nos relaja con calor seco. Los beneficios de la sauna son múltiples: permite la transpiración para eliminar toxinas. ¡Una forma efectiva y saludable de purificar la piel! También mostramos que las sesiones de sauna traen mucho más que una cierta relajación, ya que el calor que emerge de este espacio hace que funcionen el corazón y los vasos sanguíneos.

Dos saunas, para dos resultados.

Tradicional o infrarroja, la sauna ofrece a sus usuarios dos sistemas muy distintos que se adaptan a las necesidades y limitaciones de cada uno. El modelo tradicional está diseñado como los modelos de nuestros amigos finlandeses. Las piedras de lava, ubicadas sobre una estufa, emiten calor cuando se vierte agua sobre ella. Esta técnica ofrece temperaturas que van de 80 a 100 ° C. La sauna de infrarrojos, mientras tanto, tiene temperaturas más bajas entre 45 y 70 ° C. Por otro lado, el calor se mantiene constante ya que es gestionado directamente por emisores y no por manipulación física. Esta diferencia de temperatura determinará su elección, que por lo tanto dependerá sobre todo de su tolerancia al calor.

Ambiente relajante garantizado con una sauna tradicional de piedras calientes: ¡invite al bienestar escandinavo a su hogar!

Instala una sauna en casa

Debe instalar su sauna en una superficie plana y sólida. Dependiendo del modelo, también puede necesitar una conexión eléctrica. Además, si elige tener esta burbuja de calor afuera, asegúrese de que esté relativamente cerca de su hogar. En términos de comodidad, el lugar ideal sigue siendo el baño, ya que tiene a su disposición un punto de agua. Si no tienes los lagos Connemara en tu jardín, ¡la ducha será tu aliada! Ofrece enfriamiento inmediato después de la sauna y le permite alternar rápidamente entre calor seco y frescura para prolongar las sesiones. Cualquiera sea el lugar elegido, es esencial pensar en la ventilación para renovar el aire ambiental de la sauna y evitar mareos. Use una abertura ajustable para adaptarlo al número de invitados en la cabina. Es recomendable tener unos 25 centímetros cuadrados de apertura por persona para disfrutar de forma segura de los beneficios de la sauna.

¡Relajación garantizada con una cabina de spa de dos plazas en casa!

¿Qué presupuesto para una sauna en casa?

El precio de una sauna depende sobre todo de su tamaño y calidad, pero también puede variar según las opciones y accesorios adicionales. Para una cabina pequeña, el presupuesto fluctúa entre 600 y 800 euros cuando se trata de un modelo tradicional. El sistema de infrarrojos sigue siendo más caro con un rango que oscila entre 1.500 y 2.000 euros. Los modelos prefabricados son menos costosos que las saunas de madera maciza, pero siguen siendo de menor calidad.

La comodidad de una sauna en casa gracias a la instalación de una cabina en el baño: ¡un sueño hecho realidad!