Información

¿Cómo almacenar adecuadamente tu equipo de invierno?

¿Cómo almacenar adecuadamente tu equipo de invierno?

Ordenar tu ropa de invierno



Primer paso: clasificación! Objetivo: tener un vestidor bien ventilado para que no tenga que pelear el próximo invierno para colgar un suéter en su armario.  

¡Lo básico para guardar ropa que ya no está en temporada! Como es primavera, aprovecha la oportunidad para limpiar tu guardarropa. Reúna toda su ropa de abrigo, que solo usa en invierno, abrigos de lana, bufandas gruesas, grandes suéteres y sombreros. Hazlo una pila separada. Luego examine cada prenda de vestir para verificar su condición. Deje de lado a todos aquellos que merecen una limpieza o un retoque, aquellos de los que desea deshacerse, porque están dañados o ya no encuentran el favor de sus ojos, y finalmente aquellos que puede guardar mientras espera el invierno. siguiente. ¡Tres baterías que le permitirán ver más claramente antes de comenzar! Sobre todo, no olvides limpiar tu ropa de invierno antes de guardarla o regalarla, para evitar el moho.

Sea metódico al guardar ropa de invierno.



¿Tienes todo lo que necesitas para guardar tu ropa de invierno? De lo contrario, esta es una oportunidad para traer algunas cubiertas y cajas de almacenamiento. ¡Ganarás en eficiencia!  

Ahora que la ropa que se va a limpiar y zurcir está en buenas manos, los demás para dar o tirar, aborde el almacenamiento de todos los que tenga. Cuanto más metódico sea su almacenamiento, más facilitará su vida diaria. Entre cubiertas, cajas y otras cestas, haga un inventario de los tipos de almacenamiento que ya tiene y luego los que necesitaría para ganar eficiencia. ¡Descubrirá que un almacenamiento inteligente le ahorrará mucho espacio! Si tiene una bodega o garaje lo suficientemente espaciosa, este es también el momento de usarla: ¡estará encantado de no tener su ropa de invierno debajo de la nariz todo el verano! ¡Historia para adormecerte en la ilusión de que el verano se ha establecido para siempre!

Desvíe un mueble o un objeto para guardar la ropa de invierno.



Si no tiene una bodega o ático, optimice el espacio en casa para guardar su ropa de invierno. ¿Qué pasa si los hiciste almacenamiento personalizado debajo de las escaleras?  

Optimice su espacio con almacenamiento en el que no hubiera pensado. ¿Tienes, por ejemplo, un cofre que tiene un uso más bien decorativo? ¿O bolsas de viaje, recientes o viejas, bastante voluminosas? Estos son el almacenamiento perfecto para cosas que rara vez usa. Por ejemplo, dobla tus suéteres de lana grandes o esta tela escocesa que calienta tus noches frías en el maletero. En las maletas, tu ropa de esquí, guantes, mitones o incluso bufandas si no tienes espacio para colgarlas en tu armario.

Organiza tu guardarropa



¿Tienes un gran armario para tu ropa? Reserve los estantes superiores para su ropa de invierno. ¡Fuera de tu vista, los grandes suéteres y bufandas! ¡Abran paso a las camisetas y viva el verano!  

Si tiene un gabinete, vacíelo por completo para organizarlo mejor. Reserve los lugares menos accesibles para la ropa que no se pondrá hasta el próximo invierno, es decir, la parte superior, que a menudo alcanza solo con un refuerzo, y la parte inferior, donde debe sumergir la mano ... a ciegas. Dobla los que no requieren un golpe de hierro y cuelga a los demás en el armario, en fundas protectoras. También considere invertir la parte superior del gabinete, para los casos más voluminosos y raramente utilizados, con cajas herméticas, que apenas se verán tan altas.

Invierte el espacio debajo de la cama



Cubra su ropa de invierno durante todo el verano guardándola debajo de su cama. ¡Estarán listos para el próximo invierno!  

Raramente pensamos en este espacio porque los resortes de caja tradicionales son a menudo bajos. Sin embargo, es un lugar ideal porque es pequeño e invisible, perfecto para almacenar negocios. Sepa que puede levantar su cama fácilmente sin tener que reemplazarla. Entonces apreciará poder deslizar cajas sobre ruedas para ingresarlas más fácilmente, o cubiertas para almacenar sus cosas de manera eficiente.